LXVI Aniversario de la fundación de un Municipio inexistente PDF Imprimir Correo
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
Historia y tradiciones
Escrito por Bruno Berroteran   
Martes, 25 de Mayo de 2010 03:46

Discurso Pronunciado por el Profesor David Berroterán con motivo del LXVI Aniversario de la Elevación de Araira a Municipio.    20 de noviembre de 2002

LXVI ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN DE UN MUNICIPIO INEXISTENTE

Araira 20 de noviembre de 2002.

     Hace muchos años. Eran los primeros de la cuarta década del pasado siglo XX. Un distinguido visitante, para ese entonces Director de Educación Primaria, Secundaria y Normal del Ministerio de Educación Nacional, el Doctor Alcibíades Matute Sojo, inspirada  su vena poética  en un acto público llevado a efecto en la plaza Bolívar de Araira, al contemplar la calidez de nuestra gente, la pujanza de sus esfuerzos, la numerosa población allí presente y el variante verdor de las altas colinas del entorno, escribió esta estrofa en un papel cualquiera:

“Araira ara en aire

Araira no ara en el mar

Es arando en los espíritus

Como Araira enseña a arar”

     Y ese mismo día en el acto de despedida al ilustre venezolano, nuestra prolífica poetisa Amelia Pittol, contestándole en el mismo lenguaje del poeta improvisó:

“Viste tu traje de gala

Araira, con justo alarde

Porque te dijo un poeta

Que tú no aras en el aire”

     Aún era joven el flamante municipio, cuya capital, ésta Araira que hoy se ve repleta de asistentes a un nuevo acto conmemorativo, pionera de luchas reinvidicativas, quiere seguir siendo y de hecho lo será ejemplo a seguir para todas aquellas comunidades  que mediante un desafortunado articulado inserto en la Ley de Régimen Municipal, vieron el fin de su autonomía, a pesar de tener suficientes méritos para disfrutarla.

     Fue un momento de infortunio para los municipios foráneos, porque bajo las nuevas circunstancias que acarreaba la mencionada Ley, no hacia más que acentuarse el predominio del municipio principal. La verdadera intención, los convincentes motivos que indujeron al legislador a borrar  a los municipios foráneos de la geografía y la historia, son arcanos que nunca desciframos suficientemente, los nativos y pobladores de esta sub. – región del Estado Miranda, sencillamente, porque una razonable explicación, parece no existir.

     Pero escribir y hablar un poco sobre éste en mala hora fallecido municipio, implica redundar alrededor de las viejas y nuevas características de Araira como recipiendaria de las diferentes nominaciones de municipios que en ella hicieron vida desde las últimas décadas del siglo XIX.

     Como todos debemos recordar, Araira fue fundada el 16 de septiembre de 1874, bajo la presidencia del General Antonio Guzmán Blanco, probablemente con el único propósito de instalar en ella un grupo de campesinos inmigrantes, muchos descendientes aún pueblan este lugar. A ellos se les debe en gran parte el auge sostenido que, a pesar  de nefastas vicisitudes, ha permitido el desarrollo social, cultural, y económico que hoy palmariamente es observado por propios y extraños. Y es que Araira municipio, o en la categoría de parroquia adonde la han aventado las circunstancias ha tenido como norte la laboriosidad de su gente la honestidad colectiva, el espíritu de superación   y hasta la benignidad de su clima. Región agrícola por excelencia y donde el cultivo de las mandarinas de un rico sabor se acrecienta y se difunde por toda la geografía nacional.

     El 9 de Marzo de 1916, según decreto de la legislatura mirandina, se declara eliminado el Municipio “Araira” e incluye su territorio en el Municipio de Guatire.

     Aún era llamada las Colonias, cuando un grupo muy numeroso de valientes compatriotas victimas de su gran libertad, holló con sus plantas inexpertas el pródigo suelo que les brindaba nuestro terruño. Aquí estuvieron entre otros, Miguel Acosta  Saignes, Augusto Márquez Cañizales, Isaac J Pardo, Juan Bautista Fuenmayor, Luis Villalba Villalba, Esteban Agudo Freites  e Ildemaro Lovera. Estos dos últimos llegaron a ser gobernadores del Estado Miranda. Y, todos y cada uno de ellos, en el inmediato transcurrir del tiempo, fueron distinguidas figuras que aportaron con su talento y profesionalidad todo un caudal de ingredientes para que nuestra patria creciera dentro del complejo concierto de las naciones del mundo.

     Tal hecho, acontecido en el año de 1928 en pleno apogeo de la dictadura gomecista, bajo el más oprobioso régimen político hasta entonces conocido fue sin embargo, uno de los primeros campanazos que anuncian al resto del país, que en algún estrecho valle de la geografía venezolana, entre colinas y montañas de diferencias alturas y verdores; al lado de su río otrora limpio y cristalino, esta enclavada Araira, preñada de historia  y de ejemplos, porque posee un caudal humano, joven y vigoroso, que no desmayará en la época que se habla de descentralización hasta recuperar la jerarquía a que tiene derecho.

     A principios del año 1936, un grupo de jóvenes audaces y emprendedores constituyen el centro patriótico Bolívar. Promovido por José Maria Regalado, Rafael Antonio Piñango, Manuel Maria León, Domingo Delion y Gregorio Oses, además lo integraron Antonio Ramón De´Lion, Telmo González Toro, Luis Felipe Toro Utrera, Humberto Vargas, Humberto Oses, Rafael Jacinto Díaz, Humberto Pittol Cassola, Gastón Biord Cadenas, Manuel Antonio Navas, José León Castro y Abel González, entre otros.

     Este centro patriótico gestionó ante el concejo Municipal del Distrito Zamora, la elevación del caserío Araira a la categoría de Municipio. Gracias a la tesonera labor de los ciudadanos antes mencionados.

     La legislatura, presidida para ese año por el historiador aragüeño, Don “Andrés Pacheco Miranda”. Acuerda el día 3 de septiembre de 1936 restituirle al antiguo Municipio “Araira”, su categoría con el nombre “Simón Bolívar” como homenaje a la gloria del Libertador, instalándose el 20 de noviembre de ese mismo año la primera junta comunal del flamante municipio Simón Bolívar, presidida por el siempre bien recordado maestro Don Gregorio Oses, Miguel Ángel González Vice – Presidente, Abel González Luna Secretario, Rafael Jacinto Díaz Recaudador, Jesús Correa y Antonio Ramón  De´Lion miembro o vocales.

     En cuanto a las autoridades de la prefectura se tiene como jefe civil del municipio al ciudadano Simón Gonzáles, el juez al ciudadano Manuel Maria León.

     En 1942 un grupo de muchachos emprendedores como Emiliano León Castro, González Reveani, Roque Possamai, José León Castro se deciden a hacer realidad un sueño como es un órgano periodístico y lanzan a la calle “Ecos de Araira”, señalando en su editorial del numero 1 del 4 de julio lo siguiente “Lo único que nos toca ahora, es publicar en nuestras sencillas columnas  todo lo que consideramos digno de mención y que valla en provecho de la colectividad y es que el lema que llevará es órgano de orientación e interés colectivo”.

ALGUNOS PERSONAJES PARA RECORDAR DE AYER Y HOY.

DENTISTAS

Remigio Pereira, Juan Maria, Sra. Angelina Pittol de Citty y Emiliano León Castro. Odontólogo Rubén Alcalá.

BOTICARIOS

Sr. Chucho Pacheco, Sr. Rafael Antonio Piñango y el Sr. Juan Alcalá.

CHOFERES DE PLAZA

Félix Porqui, Sr. Cruz Hernández, Sr. Emiliano Berroterán, Urbano Briñoles, Leonardo Jaspe, Fidel Fariñas y Jesús Barrera.

DUEÑOS DE CARROS DE CARGA

Humberto Pittol Cassola, José Possamai, Arturo Possamai, Abel González, Nilse Biord y el Sr. Morales.

PANADEROS

Nicanor Blanco, Valentin Vásquez, Remigio Pereira y Ángel González.

BODEGAS O PULPERÍAS

José Regalado, Marieta Possamai, Ricardo Possamai, Domingo De´Lion e Ignacio León, Juancito “Trucupei” Lievano y Miguel Rivero.

CARNICERIAS O PESAS

Vicente Espinoza, Gregorio Oses y Raimundo Párica.

HERRERO, ARMERO Y JUEZ

Guillermo Reyes.

COMADRONAS O PARTERAS

Isabel Utrera, Urpiana Arocha, Teolinda Jaspe, Maria Sánchez, Josefa “Chepa” Castro, Manuela Álvarez y Anastasia Álvarez.

MAESTROS (as)

Las hermanas Betancourt Arana, Manuel F Díaz, Josefina De´Lion Mercedes Michelon, Misia Rafaela Soriano, Alicia González Reveani Irene Maíz,  Rafael Rodríguez Valdivieso, José Pereira, Gregorio Oses, José “Manaya” Rodríguez, Cristina Herrera de Oses, Maria Teresa Fregona de González y Alejandrina Toro de Álvarez.

ARRIEROS

Jesús “Cigarrón” González, Sixto “El Chingo” González, Tomas “Perola” Castillo, Juan “Peluo” Berroterán, Custodio, Kari Kari, Luis Fermín y Jesús Miranda.

BARBEROS

Lucío Navarro, Inocente Ruiz, Luis Blanco y Humberto Romero.

MÚSICOS Y CANTADORES DE FULIA

El “Mocho” Zuleta, Paulino Morgado, Emiliano Sandoval, Alejandro Muñoz, Julio Porras, Juan Fariñas, Narciso Urbina y Santiaga Navas.

POSADAS

Evaristo Marín, Félix Rafael Sepúlveda, Luis “Chingo” González, Doña Teodosa González y el Sr. Fregona en Ceniza.

TIENDAS Y BAZARES

Andrés Rodríguez, Sra. Ángela Reveani, Natalio Yanye, Alfonso Tachón, Miguel Faul, Francisco Salazar, Miguel Pittol, Pedro y León Pittol y Fernando Berroterán.

AMOLADOR

Manuel Maria León.

COLEADORES

Demetrio Martínez, Rito “Tato” Mijares, Tomas Peña, Gualberto Mijares, Encarnación “Canao” Díaz, Pedro Luis “Perucho” Pittol y los hermanos Espinoza Possamai Aquino, Vicente, Joseito y Raúl, Rafael Arturo Possamai.

ESCRITORES Y POETAS

Señorita. Amelia Pittol, Sr. Leopoldo Rodríguez y Sra. Margarita de Pittol.

BARRENDEROS

Chucho Ramírez, Quintín Gómez, Encarnación “Canao” Díaz, Juliancito Toro, Maximiliano Navas y Pablo Ríos.

TALABARTEROS

Valentin Vásquez y Manuel  “El Sordo” Díaz.

LAVANDERAS Y PLANCHADORAS

Ernesta Rodríguez, Rosa y Calixta (Madre e Hija).

REZANDERAS DE ROSARIOS A LOS DIFUNTOS

La Rubia Possamai y Teolinda González de Tachón.

CURTIDOR DE CUEROS

Leopoldo Berroterán.

CARPINTEROS Y HACEDORES DE MORTAJAS

Adán, Domingo Blanco y Enrique De´Lion.

TELEGRAFISTAS

Leopoldo Rodríguez y Eduardo Ferrer.

REFLEXIÓN DE LO QUE FUE ESTE BELLO PUEBLO EN EL FINAL DEL SIGLO XX Y LO QUE ES AL INICIO DEL SIGLO XXI

1.- Se perdió la autonomía ya que después de manejar el dinero de los impuestos de las rentas municipales y el situado, hoy debemos esperar que sea la alcaldía que decida que le hace falta a la comunidad.

2.- El cementerio y las cloacas colapsadas.

3.- después de tener médico residente las 24 horas, hoy no contamos con ese servicio sino hasta las 3 de la tarde de lunes a viernes. Los sábados domingos y días feriados quedamos sin ese servicio.

4.- Poseía central telefónica y teléfonos hasta chuspita del medio.

5.- El telégrafo, el correo y la judicatura desaparecieron.

6.- Contaba con 8 policías, un jefe de puesto, un jefe civil con autoridad sobre los policías y una patrulla a las puertas de la prefectura.

7.- El acueducto y el aseo urbano pasó  a empresas privadas, y estamos peor que antes.

8.- Se contaba con una extensión a nivel universitaria del Luis Caballero Mejias, se perdió lamentablemente.

9.- La iglesia que es orgullo de los araireños tiene gotera y filtraciones la cual tiende a deteriorarse a las vistas de los feligreses, los cuales están realizando diferentes actividades para recabar fondos para su arreglo, ya que no hay ayuda gubernamental.

10.- Las construcciones e invasiones a las márgenes de nuestro otrora precioso río cristalino, las deforestaciones indiscriminadas que están dañando este paisaje tan bello y acabando con nuestro ecosistema.

     Pero no todo es negativo hay cosas positivas como:

     La creación del Liceo Fernando Paz Castillo, la escuela Teresa de la Parra en Ceniza, La Casa de la Cultura, Cancha de usos Múltiples, Centro Taller, Stadium de Béisbol y fútbol menor, edificaciones en beneficio de la comunidad.  Actividades culturales deportivas y religiosas.

     En cuanto a lo religioso se ha mantenido ese fervor y devoción de sus fieles a Dios y a nuestra Patrona La Virgen del Carmen y es de gran orgullo que en este mes se está celebrando “50 años” de haber sido elevado nuestra comunidad a “Parroquia Eclesiástica”, para ese año 1952 estaba como arzobispo de Caracas Luis Guillermo Castillo y Presbítero de Araira, Ignacio Arzamendi.

     Vaya Pues un merecido reconocimiento a todos los feligreses y en especial a todas las sociedades que hacen vida religiosa en la comunidad, como lo son: La sociedad De Damas de Nuestra Señora del Carmen, Sociedad del Nazareno, Sociedad del Corazón de Jesús, Grupo de Oración Pan y Vida, Sociedad de la Inmaculada y Sociedad de Nuestra Señora de Fátima, al párroco presbítero Arcenio Méndez.

     Pidamos pues a la Virgen del Carmen que acreciente cada año la fe de sus fieles araireños.

     Pero hay muchas cosas por hacer y lo principal es recuperar la autonomía que tanto nos hace falta y así sentar las bases para un desarrollo armónico y planificado en beneficio de esta comunidad.

     Para ello se necesita que se haga realidad la veras política de descentralización que nos lleve hacia la búsqueda del crecimiento social y económico de esta población y asignársele a Araira un buen porcentaje del presupuesto del Municipio para realizar los proyectos y obras paralizadas que le hacen falta a esta comunidad con mucha urgencia.

     Así pues: Municipio “La Esperanza en 1878” apenas 4 años de su fundación: Municipio “Araira” en 1910 y por último Municipio Simón Bolívar del Distrito Zamora en 1936.

     No son tantos los pueblos de Venezuela con semejante curiculum . Por eso, cuando hoy celebramos este nuevo aniversario de este municipio inexistente, es como una añoranza de tiempos pasados; y, no sé si pedir un fuerte aplauso por la efeméride o, en su defecto colgar un doloroso crespón en nuestra solapa como recordatorio de lo que perdimos.

SEÑORAS Y SEÑORES MUCHAS GRACIAS

 

comments
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Artículos Relacionados

Comentarios

RSS
Template by Ahadesign Potenciado por Bruno Berroteran Araira 1998-2010 feed-image Feed Entries